miércoles, 3 de enero de 2018

Jamás

Hoy soñé olvidarte,
¡No vivirla! Dicha tormenta,
Tú la provocas, inspiración.

Me acompañas, luna llena,
De mis sabanas, tus pañuelos,
Y mi espera, la eternidad.

Y yo sufriendo, viviré,
Por tenerte y esperarte,
A mi lado, toda mi vida.

Que digno por ti sufro,
El pesar, de mil versos,
Que viven, hoy en mí.

Vivieran en mil páginas,
Y así jamás, nunca más,
Vivieran, en mis entrañas.

Que de sufrir, me llenan,
Como el amor, que perecedero,
Nos mata en agonía.

Y por ellos, que sintieron
de mis hazañas, esos versos,
Que libres, al fin volarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario