viernes, 1 de diciembre de 2017

Acurrucada

Si de mi dependiera, mi vida,
Vivieras aquí, entre mis brazos,
De las sabanas, nuestro castillo,
Suavemente acurrucada.

Entre esos recuerdos de lujuria,
De mil vivencias, hoy pasadas,
Que guiaran nuestro camino,
Siguiendo al porvenir.

Quien fuera hoy tu confidente,
De esas lágrimas, derramadas,
Para secarlas, entre mil besos,
Que te devolvieran la sonrisa.

Sintiéndonos juntos, el alma,
Que nos calma y nos da la vida,
De otros momentos ya vividos,
Nunca más dolida y moribunda.

Y esas cadenas que nos sujetan,
Se rompan al fin, y encontrarnos
Entre mil versos que hoy dedico,
Clamando a la vida, tu presencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario