sábado, 14 de octubre de 2017

Cordura

Sino dignais a entender,
¿Porqué tildar de locura?
Volved a vuestra niñez,
Y sanad vuestra cordura.

Yo loco, por vivir mi vida,
¿Quién me pudiera juzgar?
Si en ti no hallas esa locura,
Serás cuerdo de infelicidad.

Recuerda esos locos versos,
Qué un día, al fin servirán,
Para darle vida a ese niño,
Que escapo sin mirar atrás.

Viviera por siempre, tu mirada,
En dementes ojos, esa locura,
Que por siempre debiera vivir,
En versos cuerdos de locura.

Por aquellos tantos cuerdos,
¡Creen podernos etiquetar!
Sigan en su grisácea vida,
Y nos colores perseguirán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario