jueves, 11 de mayo de 2017

Vida

Sientate a mí lado vida,
Y explicame el porqué,
De tanto dolor que sufro,
De tus ansias por expirar.

Dame cientos de razones,
Para sin dolor poder vivirte,
Que en mi vida ya no vive,
Nada más que el sufrimiento.

Y vivo entre mis lágrimas,
De eternos días grises,
Que me apagan la vida,
Que me matan las ganas.

Y sigo en letargo, por ti,
Sin quererme despertar,
Ni vivir esta pesadilla,
Que de dolor me mata.

Y me muero lentamente,
Entre tantas hojas caidas,
De los arboles, que esperan,
La llegada de la primavera.

Y solo espero que escuches,
Mis reclamos, fiel sentencia,
De todo aquello que sufrí,
Por quererte vivir, vida mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario